Tarjeta -¡por fin!- navideña.

Llevaba viendo desde…¿podríamos decir octubre? montones de tarjetitas de Navidad en unos y otros blogs. Pero a mi me pedía el cuerpo hacerlas antes sobre otoño, invierno, una de cumpleaños…Quería reservar las de estas fechas tan bonitas y familiares para el mes en el que se celebran.

Para esta ocasión pensé en colores cálidos; en tonos oscuros. Quería elementos que transmitiesen frío y necesidad imperiosa de abrigarse. Pensé en unos pingüinitos que tenía guardados hace tiempo y en unos copos de nieve que combinan glitter (con lo amante del glitter que soy…) con material liso y brillante. ¡Perfecta combinación!

La verdad es que me costó pensar en algo que no haya visto antes. He visto tantas que tuve que hacer esfuerzos por huir de composiciones ya hechas y recursos ya usados. No es que no haya utilizado elementos que no se hayan visto ya; no seré la única en utilizar pingüinos y copos, pero me esforzé en lograr una composición diferente, como hago siempre.

Como fondo, sobre una base de cartulina de color rojo oscuro, (que es ¡precioso!) va un papel decorado de líneas rojas y blancas verticales (muy navideño, la verdad), y encima franjas horizontales que proceden de un papel decorado con gigantes bolas doradas. Pero están colocadas alternativamente sin seguir este dibujo, por lo que parece una especie de espiral rara, ¿no? Con los círculos me parecía que quedaba más soso.

Frontal
Vista general de la tarjeta

La parte superior, como ya anuncié arriba, va decorada con cuatro copos en blanco y plateado. No sé si se nota un poco que estoy bastante enamorada de ellos… 😉

Parte superior
Detalle de la parte superior

En el centro esos pingüinos tan graciosos cargados de regalos y glitter en sus cuerpecillos rechonchos. ¡También me parecen una monada! Cuenta el brillo y la perlita que llevan al final del gorro para rematar el conjunto y quede tan bonito.

En la parte inferior y sobre ese faldoncito que resulta de la disposición del resto de los cuerpos de la tarjeta, dos hojitas de muérdago coronadas por dos sequins rojos brillantes. ¡Hala, todo con brilli-brilli, que para eso estamos en estas fechas!

Parte inferior
Detalle de la parte inferior

Otro detalle que puede pasar desapercibido pero que adorna mucho al conjunto y que lo recoge para guardar la armonía (o al menos es lo que buscaba conseguir con esto), es una cintita de tela que coloqué en la parte derecha, todo a lo largo del fondo. Los colores y el motivo son ideales para el trabajo que os presento este viernes.

Limbo
Vista frontal de la tarjeta

Nada más por hoy.

Gracias a los que pasáis a hacerme una visita.

¡Es un placer que alguien lo haga! 🙂

¡Muchos besos y que tengáis un fin de semana buenísimo! 😀

Laura ♥

Anuncios

4 comentarios en “Tarjeta -¡por fin!- navideña.

  1. Pues mira, mejor que esto lo publiques ahora porque yo cuando empiezo a ver en el super los turrones en octubre me da un perezón… Jajajaja.

    La tarjeta está chulísima pero, como soy cegata, estoy intentando localizar la espiral que dices y que no lo consigo, oye. Jajajaja. Soy un desastre, sí…

    Besotes y te ha quedado muy bonita!!!

    Me gusta

    • Muchas gracias!! 🙂 Sí, creo que ahora es la hora y no antes, verdad? La espiral que os cuento está en el papel decorado dispuesto en horizontal, debajo de los pingüinillos. Igual la única que lo ve claro soy yo…jejeje
      Un beso 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s